• (Bien)Entradas

Bzzz bzzz, aquí, chicarcana, ven por tu premio

CADA HÉROE CON SU GATA.

Un saludo, aspirantes a héroes y gatas como chicarcana. Hoy veremos cómics con iconos del cómic y sus respectivas amantes gatas. Comenzamos en Marvel Comics con la miniserie de 6 capítulos
Spider-Man and the Black Cat: The Evil that Men Do, escrita por Kevin Smith y dibujada por Terry Dodson, con tintas de su señora, Rachel, iniciada en el año 2002 (ahora explico eso). Comienza con el regreso a Nueva York de Felicia Hardy, que estaba ausente aunque nadie lo notara y, cosa rara, se involucró en un caso con Spiderman, la desaparición de la supermodelo Tricia Lane, lo cual -mira tú cuánta coincidencia- se relacionaba con otro caso del arácnido, la muerte de un estudiante por sobredosis al que nunca se le vio meterse nada... digo drogas, de lo demás no dan detalles; la investigación los llevó a un traficante que era mucho más de lo que parecía y la integridad de la Gata se puso en peligro. Esto ocurrió en los 3 primeros capítulos de la serie, tras lo cual quedó parada por culpa de Kevin Smith que sacó a relucir su usual webonería (lo probó en Daredevil, Green Arrow y su miniserie de Batman y aún así le daban chamba), tardó nada más dos años en terminar los guiones faltantes que aparecieron entre 2005 y 2006, aunque alegó que estaban corregidos y aumentados. El resultado fue controversial, pero para explicarlo debo spoilear la serie, así que decidan si quieren seguir leyendo o prefieren comprarla. Por cierto, la estoy vendiendo (primera edición, excelente condiciones, contáctenme ya). Aquí va el spoiler: la serie tiene dos puntos altos, primero, trata sobre abuso infantil, la propia Felicia confiesa que alguna vez fue violada y aunque lo hizo mientras trataba de convencer al villano de no lastimarla, Marvel no ha negado ni desmentido la veracidad del relato; lo segundo es que al final de la miniserie el mentado villano se convirtió en el nuevo Mysterio y más tardó en ponerse el traje que en dejarlo. La razón de esto es que cuando Smith comenzó a escribir la historia le habían propuesto ser el guionista de Amazing Spider-Man (por suerte no ocurrió) y seguía pensando que tenía control sobre la continuidad, pero no. También quiero mencionar, sólo por cochino, que dejan entrever que a Felicia le gusta la tortilla. Las críticas del cómic son divididas, algunos dicen que es muy buena y original, pero la década pasada, la página especializada Comics Alliance la nombró entre lo peor de los últimos 10 años. En lo que todos coinciden es que el arte de Dodson fue genial, así que decidan ustedes si les interesa... y recuerden que la tengo a la venta.

La otra miniserie que veremos hoy, de dos capítulos, es Batman/Catwoman: Trail of the gun, publicada por DC comics en 2004, con guiones de la experimentada Ann Nocenti y trazos del hoy muy conocido Ethan Van Sciver, que curiosamente también entintó y hasta ayudó con los colores. La historia empieza a tambor batiente, cuando vemos a Gatúbela entre una multitud de balaceados, para después ver en retrospectiva cómo terminó ahí; nos enteraremos que todo se originó con la creación de un arma que dispara (como en las caricaturas) balas que rastrean la emisión de calor, lo que la vuelve infalible, todo el bajo mundo quiere ponerle las manos encima, y aparentemente eso incluía a Selina que, ya sabemos, en el fondo no es mala persona pero este es el premio mayor con el que probaría ser la mejor ladrona de todas. Aunque hay otro ladrón legendario, Pike Peavy, que buscaba el mismo objetivo. La gata se topará con Batman, que desde luego no quiere ayudarla a refrendar su título sino su ayuda para eliminar el arma de su ciudad, resultando como siempre en una difícil alianza entre ambos. Con este cómic Nocenti retomó uno de sus temas habituales, el abuso de las armas de fuego, que es el verdadero centro de la narración por encima de la relación entre Batman y su gata, es más, aunque por cuestión comercial el murciélago tiene el primer crédito en el título, en realidad aparece poco, si acaso es un personaje secundario. Su mayor problema fue dividir la historia en dos capítulos, lo que puede hacer confusas las retrospectivas de Felicia si no lees uno después del otro. Hace 4 años se reeditó en un solo tomo, aunque no pensando en la historia, sino anunciándolo como obra de la superestrella Ethan Van Sciver... bah

Eso es todo, pero antes de despedirme vamos con la encuesta. La pregunta fue ¿Quién se vería mejor en liguero y medias de red? Y los resultados:

Casto
40.0% / 18
Diego
4.4% / 2
Oscar
33.3% / 15
Vonice
22.2% / 10
Total votes: 45

Chale, estuve cerca de alcanzar al Casto, pero no puedo competir contra sus hermosas piernas. Diego quedó en último lugar, es más no había tenido ni un voto en las primeras dos semanas de la encuesta, pero seguro no quiso irse en blanco y se autoseleccionó, jojojojo. Ya hay nueva encuesta con miras a la Semana Marvelera en octubre. Adiós.
Read more

ARCHIVOS SECRETOS #44

Si se perdieron los números pasados usen la etiqueta Archivos Secretos de Nalgas Frías o Cronología. Si son bolsones sólo lean el siguiente resumen.

Previamente: En el año 1949, la recuperación de una cinta de seguridad en una alejada base secreta cimbró las agencias de seguridad gringas. Esta es la verdad de ese evento...
Read more

Por esos cabrones que no postean.


Saludos, gente. Como ya saben, las licencias artísticas son las libertades que se toman los dibujantes al representar la cotidianidad, cosas que no se ven como en el mundo real pero hemos llegado a aceptarlas como si así fuera. Antes vimos el asunto de los ojos blancos en las máscaras y los antifaces y, hablando de estos últimos, en los cómics son más efectivos que la capa de invisibilidad de Harry Potter; basta un antifaz para que nadie tenga idea de quién eres.

No es un recurso original de los cómics, en la literatura clásica existen muchos ejemplos de las mascaradas, donde una persona o grupos con antifaces eran incapaces de reconocerse entre sí e incluso aprovechaban la ocasión para usurpar la personalidad de alguien más; siendo el Zorro el ejemplo más cercano a las historietas, de hecho, es bien sabido que ese personaje fue una de las dos grandes inspiraciones para crear a Batman (junto con las alas voladoras de Leonardo Da Vinci). No es totalmente descabellado, una persona real puede engañar a distancia con un antifaz, pero en los cómics eso basta para que hasta los familiares de un personaje lo desconozcan a un metro de distancia, con todo y sus facciones, cabello y cuerpo a la vista. Y si los antifaces son motivo de burla que se puede decir de, posiblemente, la convención más conocida del mundo del cómic: los lentes de Clark Kent. Todos sabemos que cuando se los quita es Superman y al ponérselos de nuevo todos olvidan que es exactamente la misma cara. Es ridículo, pero es la licencia más antigua, ingeniosa, brillante y aceptada del planeta. Los que abogan por eliminar la identidad secreta de Superman olvidan que se perdería una de las imagénes icónicas más grandes de la historia del cómic y todos los medios, cuando Clark se quita las gafas y abre su camisa para revelar su identidad oculta. Aunque eso no le quita ni un ápice de ridiculez al concepto, digo, si al menos fuera una constante inviolable del medio tendría sentido, pero cuando Otto Octavius se quita sus lentes nadie dice “adónde fue el Doctor Pulpo”. En fin, otra cosa que no debemos reflexionar o cuestionar sino aceptar y hasta aplaudir. A ver si alguien se acuerda de algún otro ejemplo. Adiós.
Read more

Hablando de gringos para celebrar el grito

YA MEJORÓ EL CLIMA.

Saludos, conspiracionistas. La semana pasada les conté sobre los cómics publicados por Marvel a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y hoy veremos lo ocurrido en otras editoriales. Comencemos con In the Shadow of No Towers del ganador del premio Pulitzer, Art Spiegelman, que similar a su famosa Maus se publicó como tira cómica para un periódico alemán en 2002 y cuando la concluyó, dos años después, se compiló como novela gráfica junto con otras tiras. Otra similitud con Maus es que parte de datos biográficos del artista; declaró que su intención con la obra era superar el trauma ya que vivía cerca del World Trade Center cuando todo pasó y tuvo que recogerla entre el terror y el caos, dando como resultado un diagnóstico de ansiedad. Sin ser del enorme nivel de Maus, Spiegelman consiguió buenas reseñas; no es lectura obligada pero sí recomendable. Dato curioso: antes de todo esto, Spiegelman trabajaba para el New Yorker y renunció aparentamente para dedicarle tiempo a In The Shadow of No Towers, pero después reveló su hartazgo de las políticas editoriales conservadoras tras el 11 de septiembre. Pasemos a The 9/11 Report: A Graphic Adaptation, escrita por Sid Jacobson (creador de Ricky Ricón), ilustrada por Ernie Colón (dibujante de Gasparín) y publicada por Hill and Wang en 2005; una novela gráfica interesante que se basaba en el reporte oficial de la comisión que investigó los ataques, incluso el guionista enfatizó que no era una dramatización sino periodismo gráfico. Como todos sabemos ahora, ese reporte era la justificación del gobierno gringo para sostener una guerra, es parcial y apunta el dedo acusador, pero también es un trabajo bien escrito, que no busca una opinión propia sino limitada a la versión oficial; el arte tampoco desmerece. Tuvo buenas críticas, pero cada uno juzgue si es un producto que podría interesarle.

Vamos con 9-11: Artist Respond, una coedición de Image, Dark Horse, Oni Press, Top Shelf y Chaos, impreso por DC Comics (o sea todos menos Marvel). Un libro de 192 páginas publicado en 2002, que reunía a los más grandes talentos de las plantillas de las empresas involucradas e invitados, que sumaban más de 100, destacando Alan Moore, Frank Miller, Jeph Loeb, Dave Gibbons y Will Eisner, con historias cortas que lo mismo hablaban de los pasajeros de los aviones que impactaron las torres, que el punto de vista del autor sobre el atentado. Tuvo una secuela ese mismo año, aún más gorda con 228 páginas, editada en su totalidad por DC pero publicada por Dark Horse (ya parecía cotorreo), bajo el título 9-11: The World's Finest Comic Book Writers and Artist tell stories to remember... todo eso. De nuevo con una plantilla enorme de autores como Stan Lee, Sergio Aragonés, Jamie Delano y JM DeMatteis, con portada de Alex Ross. A diferencia del anterior, aquí vemos a superhéroes de la empresa insertados en las historias y lo sabemos desde la cubierta donde sale Superman. La observación para ambos sería la misma: con tanta variedad de visiones lo mismo hay buenas historias que desperdicio; si acaso para completistas de Neil Gaiman habría que destacar que el tomo de DC incluye una historia de sus Endless. Todos los involucrados tuvieron el buen gesto de no cobrar y donar las ganancias a fundaciones que ayudaron a los afectados del 11 de septiembre. En el mismo tenor, terminemos este post con 9-11: Emergency Relief, otra novela gráfica de 208 páginas publicada por Alternative Comics, con infinidad de autores pero que, a diferencia de las anteriores, eran casi todos moneros, es decir, escritores y artistas de tiras cómicas (incluido, de nuevo, Will Eisner), todos contando como vivieron el día de los ataques. Una vez más las ganancias fueron donadas, está vez a la Cruz Roja. Eso es todo por hoy, la próxima semana algo totalmente diferente. Adiós.
Read more

ARCHIVOS SECRETOS #43

Si se perdieron los números pasados usen la etiqueta Archivos Secretos de Nalgas Frías o Cronología. Si son bolsones sólo lean el siguiente resumen.

Previamente: En el año 1949, la recuperación de una cinta de seguridad en una alejada base secreta cimbró las agencias de seguridad gringas. Esta es la verdad de ese evento...
Read more

Chuy una vez intentó devorar Manhattan.

LLOVIÓ PIEDRA Y METAL.

Saludos, paisas. El 11 de septiembre de 2001, la arrogante Estados Unidos descubrió que no era lo invulnerable que siempre pensó y vio caer dos emblemáticas construcciones de Nueva York bajo un presunto ataque terrorista y si bien somos muchos los conspiracionistas que aún creemos la teoría del auto-atentado, lo importante es que hubo muchos muertos, heridos y la vida en general no volvió a ser igual para los neoyorkinos... ni para el mundo en general porque renovaron su odio a los extranjeros. Un evento de tal magnitud no podía pasar desapercibido entre los medios y eso incluía las historietas. En DC Comics, el pesar se tradujo sólo en un listón negro para las portadas, aunque tuvo su controversia con aquel asunto que les mencioné hace tiempo durante la saga Our Worlds at War, donde una viñeta de Lexcorp destruida semejaba las Torres Gemelas, una coincidencia pues fue hecho antes de los atentados. Otras editoriales mantuvieron respeto y pasaron años antes de incorporar el evento a su continuidad, aunque después muchas tramas que se desprendieron de ahí, como EX Machina (ya lo mencioné en otro post). Marvel Comics no tenía esa opción al ser física y argumentalmente una empresa típicamente neoyorkina y, claro, poseer al superhéroe que más se identifica con la ciudad: Spiderman. Tres meses después del ataque, en diciembre de 2001, apareció el número 36 de Amazing Spider-Man (si no me equivoco, el 477 en la suma de volúmenes), escrito por JM Strasz... Strack... por  JMS y dibujado por John Romita Jr, que mostraba la reacción del arácnido y del universo marvel en general a la caída de las torres. Buscaba conmover al lector con todos los clichés posibles, incluso absurdos, cómo mostrar a los supervillanos dolidos por lo ocurrido... ¡hasta lloró el Doctor Doom! Lo cual es ridículo si consideramos que alguna vez arrancó de raíz el edificio Baxter y lo mandó al espacio o que ha estado dispuesto a sacrificar países a cambio del control mundial. Haciendo eso a un lado, es un buen episodio que no enaltecía sus héroes sino mostraba a policías y bomberos como los verdaderos mártires de lo ocurrido y, curiosamente, aunque acusaba de modo directo a los terroristas afganos, también decía que los responsables fueron individuos y no naciones y que extranjero no es sinónimo de maldad. Este número fue publicado como edición especial en México por Editorial Vid poco después que en Estados Unidos para aprovechar el momento. se vio muy decente, pero no olvidaban que esto era un negocio...

Tras la publicación del Amazing 36, Marvel siguió el filo patriótico y presentó productos secundarios a las memorias del 11 de septiembre, el primero se llamó simplemente Heroes, en el mismo diciembre de 2001, y mostraba nuevamente a los superhéroes de la casa haciendo equipo con los héroes reales, es decir, policías y bomberos. Es más que nada un despliegue visual para mostrar momentos emotivos de lo ocurrido, aunque no está carente de guion y diálogos. Este es por contenido, calidad y motivaciones (las ganancias se donaron a las víctimas), el mejor cómic de los dedicados al evento, con una cantidad increíble de colaboradores como Kurt Buziek, Paul Dini, George Perez, Neil Gaiman, Stan Lee, John Cassaday, Frank Miller e incluso un par que olvidaron su egos por un momento: Jim Shooter y Alan Moore; siendo el único negrito en el arroz el aborrecible Todd McFarlaner. Por otro lado tenemos A Moment of Silence en febrero de 2002, con relatos cortos que giraban en torno al evento, escritos por los propios Joe Quesada  y Bill Jemas (las cacas grandes de Marvel), Kevin Smith (la estrella de esa época) y Brian Michael Bendis (nadie mejor para una historia de esas que busca lágrima y moco). Un buen cómic que conseguía su objetivo de hacerte sentir la angustia del momento, pero la cosa no paró, porque al ver el patriotismo despertado en los lectores y el aprecio que ganaron los servidores públicos, Marvel creó la línea The Call of Duty, compuesta de 3 miniseries llamadas The Precint, The Wagon y The Broterhood, que mostraban la labor heroica de policías y bomberos. La reacción fue positiva y los editores pensaron en convertirlas en serie regular y así nació The Call y... ayayay. Escrita por el controvertido Chuk Austen, esta serie daba un giro superheroico a los personajes que conocimos en las miniseries anteriores, que ahora tenían poderes más o menos relacionados o con sus actividades (o contrastantes, porque el bombero ahora podía quemar cosas al tocarlas). Sobra decir que el giro no gustó a los fanáticos de la línea y se canceló apenas en el cuarto ejemplar. No se dejen engañar si la llegan a ver, porque tiene magníficas portadas pero el contenido los decepcionará. Para cerrar con el tema de Marvel en el 9-11, decir que por esos días el cómic del Capitán América también jugó con la teoría de los verdaderos responsables y que, emulando lo ocurrido en el mundo real, Latveria fue liberada por SHIELD del tirano Doctor Doom, una maniobra barata que se acabó corrigiendo con el tiempo.

La próxima semana les hablaré de algunos cómic no tan comerciales relacionados con el 11 de septiembre y no se pierdan este viernes Archivos Secretos. Adiós.
Read more

ARCHIVOS SECRETOS #42

Si se perdieron los números pasados usen la etiqueta Archivos Secretos de Nalgas Frías o Cronología. Si son bolsones sólo lean el siguiente resumen.

Previamente: En el año 1949, la recuperación de una cinta de seguridad en una alejada base secreta cimbró las agencias de seguridad gringas. Esta es la verdad de ese evento...
Read more

Abre la boca, chicarcana, que vengo jarioso

Ya llegó, ya está aquí, la sección que hace que hacía sonrojar a Gadafi. Hoy edición especial con motivo de la Semana Sexual, qué más. Tomen asiento, un buen libro y a relajarse.
Ya que estamos con He-Man, yo no recordaba así la caricatura.
.
Esto es una burda alteración.... pero podemos soñar que es real.

Ya les había puesto antes el trabajo de ese artista Mr. Jer, pero no creo que les haya aburrido
Prefiero a Donna Troy, pero a quién le dan pan y llora.
Todos saben el peligro de agacharse. Y algunos se agachan a propósito.
¿Qué dijeron, nada de Adam Huges? Hombres de poca fe

Este artista firma como Grim Phantom. Algo manchadito con los chistes violentos.

Y este se parece mucho, pero la firma es diferente, igual y tiene un alter ego.
Olvide por qué puse este dibujo. Da lo mismo.
Rogue ya me cae mejor.
Matando la infancia de Morcant y el Sodo.
Algo para los seguidores de Diego que visitan el blog.

Eso es todo, no tienen que agradecerme por tan chaquetosa sección. Ya las muchachas lo hicieron.
Read more

Comics cochinos

MÁS COMICS SEXOSOS.


Bienvenidos, jaladores, a la siempre imitada y jamás igualada Semana Sexual, nuestra época favorita del año. Hoy comezaré hablando de Zenescope Entertainment, empresa fundada en 2005, por Joe Brusha y Ralph Tedesco y que tiene un origen chistoso, pues ambos fundadores eran guionistas de medios audiovisuales y no planeaban una editorial sino una suerte de estudio proveedor de guiones y material para cine y televisión, pero en lo que se posicionaban, Brusha, que leía cómics, pensó que podrían adaptar alguna de sus ideas en novela gráfica y descubrieron que ahí estaba el billete. Al igual que otras editoriales del nuevo siglo, su apuesta era explorar otros géneros fuera de los superhéroes, que están copados por Marvel y DC, poniendo particular atención en fantasía y horror, todo con su estilo no tradicional de narración que los separaba del resto de editoriales... yo no digo eso último del estilo, es lo que ellos pregonan en su página de internet. En realidad no son ningunos innovadores del género, apelan mucho a los clichés del género y en particular al estilo Image de mediados de los noventa, con grandes monstruos y mujeres, aunque les ha bastado para posicionarse bien en la industria y ganarle un par de franquicias redituables a empresas similares como Dynamite o Devil's Due. Hablo de Charmed, un cómic que continúa donde la serie de televisión terminó, y Seven, basado en la película de culto con Brad Pitt y Morgan Freeman. Además, tienen un lucrativo acuerdo con Discovery y History Channel para publicar cómics didácticos que resultó exitoso. Y a todo esto alguien preguntará qué diablos hago hablando de esto en la Semana Sexual. Ah, pues es que la joya de la corona de Zenescope es un pequeño cómic llamado Grimm Fairy Tales.

Esta serie nos narra la vida de la doctora en literatura Sela Mathers, que tiene la habilidad de conocer los problemas de las personas y usa sus conocimientos literarios para mostrarles los errores de sus caminos, usando cuentos de hadas como medio. No todo es tan fácil, pues Sela tiene una archienemiga, Belinda, que usa el mismo sistema pero para corromper en lugar de sanar. También nos narran esos mismos clásicos fantásticos dentro del cómic, pero con giros torcidos que resultan sensuales y sangrientos. Pero no todo lo místico ocurre dentro del cuento, conforme avanza la serie (que ya rebasó el número 100) las propias protagonistas tienen encuentros con magia en el mundo real y pronto sabremos que muchos cuentos tienen una base real en otra dimensión. La serie es muy dinámica y hay que decir que no todo es sensualidad y terror, existe un tronco argumental sólido y personajes creíbles y bien trabajado... pero sin abandonar las tácticas noventeras, como los especiales de trajes de baño y recopilados de arte que son poco más que las portadas sexosas sin los logos. Grimm Fairy Tales, tiene una serie de spin-offs dedicados a Wonderland, que es el reino mágico tras el que giran las recientes aventuras de Sela y Belinda. Zenescope también ha publicado las series y miniseries (algunas igualmente relacionadas con Fairy) Fly, Sleepy Hollow, Arabian Nights, Code Red, Sinbad, Jungle Book, etc. Todas más o menos con el mismo estilo fantástico y portadas sexosas. excepto Fly, que es urbano y violento. Zenescope produjo un piloto animado de Grimm Fairy Tales, que dicen es bueno pero aun consiguen negociar una serie regular. También anuncian otras posibles adaptaciones, pero nada concreto. Eso es todo, mañana más de la Semana Sexual.
Read more

ARCHIVOS SECRETOS #41

Si se perdieron los números pasados usen la etiqueta Archivos Secretos de Nalgas Frías o Cronología. Si son bolsones sólo lean el siguiente resumen.

Previamente: En el año 1949, la recuperación de una cinta de seguridad en una alejada base secreta cimbró las agencias de seguridad gringas. Esta es la verdad de ese evento...


Vonice y Oscar
Trama/Diálogos/Dibujo

Read more